Segunda convocatoria de los Premios Derechos de los Animales

El Ministerio de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030 abre un plazo de 3 meses para presentar proyectos alternativos a la experimentación con animales.

23 Mayo 2024

El galardón del Gobierno para financiar iniciativas novedosas en experimentación se consolida. Por segundo año consecutivo el ejecutivo apuesta (todavía muy tímidamente puesto que es la única ayuda establecida a este respecto) por fomentar las alternativas a los ensayos tradicionales con distintos seres vivos. Los Premios Derechos de los Animales, constituidos y entregados por primera vez en 2023, tienen dotación de 60.000 euros para el primer puesto y 40.000 el segundo. El jurado, que se marca un tiempo de dos meses para decidir los ganadores desde el fin del plazo de presentación de las propuestas, puede otorgar si lo estima pertinente, diversas menciones honoríficas a los planes que considere que merecen distinción.

De esta forma, cualquier persona o empresa, con sede en España, puede presentar hasta final de agosto (son tres meses a contar desde la publicación de la convocatoria en el BOE, Boletín Oficial del Estado) un proyecto de investigación alternativa que no use, o que por lo menos reduzca, el uso de animales. Las propuestas deben ser originales, y haberse ya terminado o estar en ejecución en los cinco años anteriores.

Los galardones se entregarán a final de este 2024, en un acto organizado por la misma Subsecretaría de Derechos Sociales, Consumo y Agenda 2030. Se pondera, para su valoración, con 20 puntos, el reemplazo de animales y la aplicabilidad del método empleado, y la innovación con 25. Se tiene también en cuenta la calidad científico-técnica del plan (son 15 puntos), la experiencia del solicitante o de su equipo (que vale 10 puntos), y el concepto de reducción de animales o refinamiento (5 puntos). El jurado lo integrará el titular de la Dirección General de los Derechos de los Animales y tres profesores de universidad reconocidos en el campo de los métodos alternativos.    

Contexto

La Directiva europea 2010/63/UE relativa a la protección de los animales utilizados para fines científicos, establece que los distintos estados miembros “velarán, cuando sea posible, para que se utilice en un procedimiento científico, un método o estrategia de ensayo científicamente satisfactorio que no conlleve utilitzación de animales vivos”. El Ministerio de Derechos Sociales reconoce en la Orden que da inicio al concurso de estos premios, que “España es uno de los países de la Unión Europea que pone en marcha menos estrategias de búsqueda de soluciones alternativas a la experimentación con animales”. Esta iniciativa subsana la escasez crónica de impulso e inversión en la materia y empieza a fomentar el concepto de Investigación y Desarrollo (I+D) aplicado a los métodos alternativos. En España se utilizan cada año 800.000 animales en ensayos, la mayor parte ratones, ratas, peces y conejos, pero también perros, gatos o primates, y la investigación en sistemas de organoides, órganos en chip o de informática avanzada, queda a merced de unos centros muy concretos o bien de empresas privadas.

En el 2023 los galardones se concedieron a María Pilar Coy Fuster, por un plan de reemplazo en los controles de embriotoxicidad (sustituyendo a ratones por material obtenido en mataderos) y a la Fundació Eurecat, que impulsó el proyecto Norganoids consistente en la generación de organoides hepáticos mediante células madre pluripotentes inducidas.  

Enlaces de interés:

Cómo acabar con los ensayos en animales: la empresa gallega que usa IA para crear fármacos

Mestrelab impulsa un centro de investigación en Santiago para aplicar la Inteligencia Artificial en biotecnología: «Es la nueva revolución»

13 mayo 2024

Un pequeño ratón de laboratorio. (Pexels)

¿Es posible el desarrollo de nuevos fármacos sin hacer pruebas en animales? Santiago Domínguez, CEO y cofundador de Mestrelab, está convencido de que sí, mediante la aplicación de la inteligencia artificial en biotecnología. Incluso los test en humanos pueden considerarse prescindibles en un futuro no muy lejano, con algoritmos de predicción que reduzcan a meses ensayos clínicos que ahora se prolongan siete, diez y hasta 12 años. En ese campo desarrolla sus nuevas investigaciones la empresa que regenta, cuyo software ya usan farmacéuticas como Pfizer, Moderna o AstraZeneca. Para Domínguez, la IA nos deja a las puertas de una»revolución biotecnológica» de implicaciones hoy impredecibles.

En el caso de los animales, el reto consiste en seleccionar modelos óptimos para producir resultados mejores y más fiables, obviando la necesidad de repetir el experimento. Es una cuestión de bienestar animal, pero no solo. También lo es de economía, ya que el proceso conlleva coste y riesgo. «Cuanto más se evite, mejor«, señala Domínguez, que vislumbra la posibilidad de reducir el número de pruebas e incluso eliminarlas totalmente.

La IA puede hacer aportaciones muy importantes en este aspecto, acelerarlo muy significativamente, reducir su impacto económico y mejorar su calidad, al cubrir, con aprendizaje automático y revisión de literatura científica, un proceso que al investigador le puede requerir incluso años. «Los algoritmos demuestran su precisión y vemos un futuro en que los test en animales puedan eliminarse completamente. El grial sería eliminarlas también en humanos», apunta.

Con el objetivo de desarrollar la IA en el terreno de la biotecnología, su empresa, nacida como spin-off de la Universidad de Santiago de Compostela, inaugurará este otoño el CIM (Centro de Investigación Mestrelab), un proyecto con una inversión de diez millones de euros que nace con el apoyo de la Axencia Galega de Innovación de la Xunta. Allí trabajarán inicialmente 30 personas —aunque tendrá capacidad para hasta 300—, principalmente químicos y bioquímicos, pero también físicos, matemáticos e informáticos, entre otras especialidades.

En el CIM se aplicará la inteligencia artificial como una tecnología capaz de «comprimir» el desarrollo y comercialización de nuevos fármacos, lo que propiciará un elevado impacto económico y social. «Como pacientes, los plazos de espera son siempre demasiado largos para problemas que son urgentes. Y la IA es una herramienta que va a acortarlos. Con el covid todos visualizamos claramente la importancia de esa aceleración». En ese proceso participó activamente Mestrelab, que trabajó con las grandes farmacéuticas con un software adquirido por Yale, MIT, Harvard, Biontech, NASA y muchas de las universidades más importantes del mundo.

Un claro ejemplo de las nuevas tecnologías aplicadas a la biología es Alphafold, el algoritmo de Google es capaz de calcular la forma de 200 millones de moléculas, algunas de ellas esenciales para entender enfermedades devastadoras como el alzhéimer o el párkinson. «Consigue en segundos lo que a un ser humano le llevaría meses de investigación. Con esa comprensión podemos diseñar fármacos que encajen bien con esa estructura tridimensional, y en eso trabaja Mestrelab», relata su CEO, formado en el Instituto Tecnológico de Massachusetts (MIT) sobre la aplicación de la IA en la estrategia de negocios.

«Un equipo de investigación puede probar 2.000 o 3.000 candidatos terapéuticos de forma automatizada. Y una vez diseñado ese fármaco, crearlo en proceso bioquímico, y ahí la IA nos permite hacerlo virtualmente y reducir muchísimo el tiempo, el coste y el impacto», apunta. También resultan cruciales las nuevas tecnologías a la hora de evaluar la actividad y la eficacia de ese tratamiento. «Hay una serie de pruebas para determinar si una molécula hace lo que tiene que hacer y es segura, y eso se hace in vitro, en laboratorio, con cultivos celulares, etcétera. Con la Inteligencia Artificial se obvian todos esos experimentos, o al menos los necesarios para predecir que vas a hacer el experimento exacto con la molécula precisa».

En el CIM se experimentará con el objetivo de reducir los experimentos en animales e incluso en humanos, pero habrá otras líneas de investigación relevantes. Una de ellas es el análisis de mezclas complejas, para determinar por ejemplo la fiabilidad de las etiquetas, ya sean de una bebida, una comida o un cosmético. «Son mezclas que combinan una serie de elementos que hay que analizar para comprobar si son lo que el fabricante declara», explica Santiago Domínguez. Ese proceso, actualmente poco automatizado,requiere importantes recursos técnicos de laboratorio, lo que lo convierte en lento y menos fiable. «Con IA lo automatizamos, lo que nos permite analizar muchísimas más muestras e incrementar así la seguridad del proceso».

Otra aplicación consiste en el control de las impurezas tóxicas o nocivas que se puedan dar en todo tipo de fabricaciones. Se trata del riesgo de contaminación por procesos químicos o bioquímicos en la generación de un producto, que es necesario eliminar antes de suministrarlo al consumidor. «Es difícil de controlar si el fabricante lo ha eliminado o no, y si se desarrolla la tecnología necesaria se pueden evitar problemas de seguridad en el consumidor», afirma el cofundador de Mestrelab.

La IA aplicada la biotecnología presenta también ventajas en el control de nuevos estupefacientes, como derivados del éxtasis, la cocaína o el fentanilo. «Los laboratorios van por detrás de las nuevas sustancias, difíciles de detectar porque hasta que no se conocen no existe el test. La inteligencia artificial juega un papel muy importante, al predecir posibles modificaciones de estupefacientes y crear test de sustancias teóricas que no existen pero pueden existir, para controlarlas desde el primer momento. En vez de ir tres años por detrás, se identifica la sustancia y se puede perseguir en tiempo real».

Para Santiago Domínguez, la IA es una herramienta de la que todavía se desconoce su potencial, pero que cambiará el paradigma en el campo en el que trabaja. «Estamos cerca de crear laboratorios de fármacos totalmente automáticos, y eso tendrá un impacto enorme, porque acelerará el desarrollo de compuestos. Eso está pasando ya». «El impacto social», vaticina, es «incalculable», y acercará un poco más el sueño de la medicina personalizada. «No es ciencia ficción, va a llegar, y por el camino habrá pasos intermedios sobresalientes».

La revolución biotecnológica traerá «la mayor generación de riqueza de la historia de la humanidad», asegura el CEO de Mestrelab, que advierte: «Como ocurrió en Silicon Valley con las tecnológicas, ese capital se quedará allí donde se haya tomado ventaja como generadores de esta nueva aportación».

Fuente de información: El Confidencial

Leer noticia aquí

Crecen las alternativas a la experimentación con animales

El informe de ECVAM referente a 2023 destaca recursos como un sistema virtual para enseñanza

27 marzo 2024

La figura del laboratorio centrado exclusivamente en la investigación, el desarrollo y la validación de alternativas a los tests en seres vivos es un hecho de hace ya 32 años. La Directiva Europea del 86, la pionera, para la protección de los animales usados para experimentación y otros fines científicos (Directiva 86/609/CE, de 24 de noviembre de 1986) propició la creación, en 1992, de ECVAM (European Center for the Validation of Alternative Methods) el centro de referencia que yace en la orilla este del Lago Maggiore, en la localidad de Ispra (Lombardía, Italia). Desde 2017 es designado como laboratorio de referencia (European Union Reference Laboratory, EURL) y elabora, anualmente, un informe detallado, que define nuevos logros y aquellas iniciativas que favorecen la aplicación de alternativas.

Informe 2023

22 autores firman el último de ellos “Non Animal Methods in Science and Regulation. Status Report”, publicado el pasado 8 de marzo. Concierne a 2023 y subraya, ante todo, la faena colaborativa que se ha desarrollado. Participa ECVAM del clúster ASPIS, una unión de unas 70 instituciones de un total de 16 países, que lidera 3 proyectos (Precision Tox, ONTOX, y RISK-HUNT3R) financiados por el programa Horizon Europe. Se dedican, meramente, a investigar en sistemas alternativos de evaluación de sustancias químicas, vía métodos in vitro, in silico y técnicas de genómica y de inteligencia artificial. Forma parte asimismo de EURION, otro grupo que comprende 8 proyectos con fondos comunitarios destinados a diseñar biomarcadores para identificar disruptores endocrinos, aquellos compuestos que guardan capacidad para alterar el sistema hormonal. Y entre otros, colabora igual con PARC, iniciativa a 7 años, financiada con 400 millones, que reúne a 200 organismos de 28 estados, con el fin de mejorar la evaluación de los peligros que puedan tener en la salud los ingredientes y productos químicos.

Validación

El centro ubicado en Ispra, en colaboración con Estados Unidos y Países Bajos, ha impulsado en este campo la actualización de la guía internacional de la OECD (la Organización de Cooperación y Desarrollo Económico) que establece ciertos pasos para validar los nuevos métodos de evaluación de riesgos. La meta es hacerla más sencilla, y superar de esta manera las grandes dificultades y el retraso que derivan del complicado proceso para validar nuevos sistemas. Y también, por otra parte, ha completado con la red NETVAL (conformada por 33 laboratorios europeos) el estudio de 18 métodos in vitro para estimar el peligro de sustancias disruptoras endocrinas con potencial para afectar la tiroides.   

Trabajo en la educación

La tarea educativa es inherente y decisiva en la ya larga trayectoria del ECVAM. Difundir nuevos hallazgos y hacerlos más comprensibles es vital para tener mayor alcance. En este ámbito talleres, conferencias y diseños son parte del día a día y se entremezclan con la ciencia más estricta. Llegar a investigadores y a las universidades no es sencillo para nada. A veces los profesores quieren pocas novedades y el alumno da por hecho que ensayar con animales es lo que es más apropiado. Pero nuevas herramientas pueden ser grandes excusas para cambiar perspectivas. Es el caso de una nueva aplicación, un videojuego programado en realidad virtual, que se destina a secundaria (entre 14 y 18 años). Consiste en diferentes retos que instruyen en la materia y en el uso de esquemas alternativos.

Y sin duda la “Summer School” o escuela de verano consolida su existencia, y se erige en gran ayuda y fuente de conocimiento. En el pasado ejercicio se dio en mayo y congregó 120 personas. Con el título “Non-animal Approaches in Science. Towards Sustainable Innovation” se entablaron conferencias, presentaciones de expertos y debates y se oferció un marco incomparable para cambiar experiencias y entender nuevos enfoques. Esta escuela, dirigida a estudiantes de postgrado y también a investigadores, presenta tecnologías como métodos in vitro, órganos en chip o inteligencia artificial para avanzar en su uso diario y promover la ciencia libre de animales.

Enlaces de interés:       

El Parlamento Europeo da luz verde a un nuevo Reglamento para Detergentes más sensible con los animales

La propuesta, votada en inmensa mayoría, debe ser ratificada por el Consejo de Europa

12 marzo 2024

La Unión Europea va adecuando poco a poco las normativas de químicos (REACH, CLP, Reglamento de Biocidas…) a aquello que exige el Pacto Verde Europeo (11/12/2019), el paquete de medidas que persigue un horizonte climáticamente neutro antes de 2050. La Estrategia de Sostenibilidad para las Sustancias Químicas, aprobada en octubre de 2020, es su derivada en este campo, y promueve un continente sin compuestos tóxicos que dañen a personas, medio ambiente y animales.

Cambios sustanciales

La industria de tensioactivos (sustancias sintéticas empleadas en limpieza como son los detergentes, champús o lavavajillas) engloba a 700 empresas en Europa, y supone un 4,2 % del total del mercado de químicos del continente. Cifras nada despreciables, y un volumen de consumo muy notable que está en todos los hogares. El texto del Parlamento, casi ya definitivo, agiliza algunos trámites y promueve el negocio en las fronteras de la UE. Introduce las nuevas tecnologías y obliga a mostrar más claramente los distintos ingredientes (que pudieran causar daños) y las dosis necesarias para no exceder en su uso. Decreta reducir los envases, excesivos, y la carga de fosfatos, que contaminan los suelos, a la par que los nitratos. Y establece una ambición para que, más a largo plazo, se utilicen meramente sustancias biodegradables, sin perjuicios al entorno.

Experimentos con animales

En referencia a los ensayos, el Parlamento introdujo algunos puntos sustanciales, que comulgan con sus gestos progresistas en los últimos 4 años. Uno de ellos abre la puerta a prohibir la comercialización de productos (no ingredientes) que hayan sido probados con animales:

«De conformidad con la Directiva 2010/63/UE del Parlamento Europeo y del Consejo, es necesario sustituir, reducir o perfeccionar los ensayos con animales con vistas a poner fin lo antes posible al uso de animales en los ensayos. Por consiguiente, debe prohibirse en general la comercialización de detergentes y tensioactivos que hayan sido objeto de ensayos con animales para cumplir los requisitos del presente Reglamento, garantizando no obstante la protección de la salud humana y permitiendo el uso de datos históricos. La Comisión debe validar métodos de ensayo alternativos y excepciones pertinentes, cuando proceda, y fomentar el intercambio de información entre todas las partes interesadas pertinentes para apoyar el desarrollo de métodos de ensayo sin animales, teniendo en cuenta la legislación de la Unión aplicable en materia de protección de la información comercial no divulgada y acceso público a la información medioambiental»

Asimismo incide en la falsa publicidad o trazabilidad de los productos:

«El uso de la afirmación «sin ensayos con animales» o afirmaciones similares solo debe permitirse si se garantiza que no se han llevado a cabo ensayos con animales en la fabricación ni en los ensayos de conformidad. Del mismo modo, los fabricantes solo deben poder afirmar que un producto es «vegano» o efectuar afirmaciones similares si en la fabricación y el desarrollo del producto no se han utilizado ingredientes derivados de animales, como gelatina, colesterol o colágeno, ni subproductos animales, como la miel o la cera de abejas».

El punto más conflictivo estaba en la exigencia de la Comisión de realizar experimentos de toxicidad aguda en animales para la nueva categoría introducida en detergentes, los que contienen microorganismos, básicamente aerosoles. La cámara legislativa considera textualmente que los ensayos in vivo no son adecuados para determinar riesgos si se inhalan los productos, y asevera lo siguiente:

El ensayo de toxicidad aguda por inhalación para productos de limpieza microbiana en forma de aerosoles debe poder sustituirse por metodologías de nuevo enfoque, que son métodos más adecuados para abordar posibles problemas de seguridad. Estos enfoques alternativos basados en el riesgo utilizan parámetros de referencia de los que se sabe que son seguros para los consumidores sobre la base de datos obtenidos a partir de datos humanos y, por tanto, reflejan mejor el impacto en los seres humanos directamente.”

Faltará ahora la conformidad definitiva de la Comisión y del Consejo para que estas enmiendas cruciales para miles de animales se confirmen.  

Enlaces de interés:

Nueva herramienta de la EFSA para evitar la experimentación con animales

TKPlate es una nueva plataforma que predice el riesgo real de algunos tóxicos en alimentos

20 noviembre 2023

Las alternativas a la experimentación con animales van ganando, poco a poco, su terreno. La Autoridad Europea de Seguridad Alimentaria (EFSA) creada en 2002 a raíz del Reglamento 178/2002, ha presentado este mes la nueva plataforma TKPlate. Consiste en un software accesible en un formato web que puede descargarse igualmente como aplicación. Va dirigido a reguladores y a investigadores y hace informes computacionales detallados sobre la ingesta de tóxicos por parte de animales o personas.

Origen y aplicaciones

El nuevo instrumento empezó a andar en el 2014, cuando vio la luz un informe científico que proponía el desarrollo de una serie de modelos destinados a mejorar la seguridad alimentaria y a evitar la experimentación en animales. La EFSA lo aplicó prácticamente, y entre 2015 y 2020  fue recopilando datos de varios experimentos realizados en ratones, ratas, lombrices de tierra, animales de granja y personas. Esta fue la base para nutrir la herramienta que está disponible desde este mes de noviembre y que es pionera en el terreno de la ciencia alimentaria.

Se siguen desarrollando, todavía y en continuo, distintos modelos, que han de pasar a incluirse dentro de la plataforma para hacerla más robusta. La EFSA emplea ya algún software de las llamadas “New Approach Methodologies” NAMs (Métodos de Nuevo Enfoque) y espera también incorporar a TKPlate próximamente. De momento se utiliza para investigar aplicaciones y para entrenar a distintos expertos de la EFSA y otras agencias del continente en su manejo. Todo ello con un fin que es doble: prevenir el sufrimiento innecesario de animales y aumentar la precisión en los diagnósticos de riesgo.

Toxicocinética y toxicodinámica

TKPlate, como instrumento en línea, está abierto permanentemente y dispone de 7 apartados diferentes con distintas herramientas. En esencia, se encarga de resumir, en términos más simples, lo que sucede en un organismo vivo (humano o animal) cuando consume una dosis calculada de una sustancia determinada. Y lo hace dividiendo este retrato en dos marcos o disciplinas diversas. La primera es la toxicocinética, la manera en que el cuerpo absorbe, distribuye, metaboliza y excreta un elemento a nivel general. Y la segunda es la toxicodinámica, que explora los efectos más concretos que este químico en cuestión tendrá sobre las células, las distintas moléculas, los órganos y los tejidos.   

Cualquier persona que lo utilice debe seleccionar la sustancia que desea investigar, y la especie motivo de su examen. Completará ahí parámetros distintos para enfocar más en la respuesta, como la cantidad o el tipo de exposición a que se ha sometido. Finalmente y con todo esto pasará a obtener un detallado informe, con cifras y gráficos, que indican de manera comprensible (sintetizando la gran complejidad) las consecuencias que el químico tendrá en el organismo. 

TKPlate, ideada y liderada por el toxicólogo Jean-Lou Dorne y por el estadista José Cortiñas Abrahante, puede también calcular el caso inverso. Partiendo de una concentración (muestra de orina o sangre) de una sustancia determinada, es capaz de estimar el volumen o el tiempo de exposición al cual se ha sometido el organismo.

La Agenda 2030 de las Naciones Unidas, establece el concepto de “una sola salud”, que relaciona la humana, la animal y la del medio ambiente y define a la seguridad alimentaria y a la nutrición  como herramientas básicas con tal de mejorarla. Este marco y la Estrategia Global para la Inocuidad de los Alimentos aprobada por la 75ª Asamblea de la OMS (Organización Mundial de la Salud) para el período 2022-2030, fuerza a comprobar de forma más estricta la calidad de ingredientes y productos. Herramientas como TKPlate pueden ayudar en esto, mientras previenen de paso el sufrimiento para especies que, por semejante fin, han sido históricamente sometidas en laboratorios.

Enlaces de interés:

Información de la iniciativa en la web de la EFSA (European Food Safety Authority, 14/11/2023): https://www.efsa.europa.eu/es/news/introducing-tkplate-food-safety-without-animal-testing

Se abre la convocatoria para el cuarto premio Geoffrey Deckers

El galardón, impulsado por Cruelty Free Europe, ayuda con 6.000 euros a proyectos enfocados a acabar con la experimentación animal

8 noviembre 2023

Toda organización europea, que cumpla unos mínimos detalles (ver requisitos abajo) puede optar hasta el próximo 30 de noviembre al Geoffey Deckers Award, premio que concede desde 2021 la organización Cruelty Free Europe, de la cual Ong ADDA forma parte. Se trata de un galardón destinado a pequeñas entidades, las que no superan anualmente los 100.000 euros de ingresos, para ayudarlas y facultarlas por llevar a cabo sus proyectos.

El objetivo es muy claro. Hacer piña y tanta fuerza como se pueda para cambiar el marco vigente y apartar las pruebas con los animales de la ciencia y la docencia. Se aceptan campañas al respecto, formativas, públicas o bien divulgativas. El caso es fomentar métodos alternativos, de cultivos celulares, órganos en chip o sistemas biológicos que abundan. Procedimientos que aparte de ser fiables, no conllevan sufrimiento a especies vivas.

Gracias a este premio, que tiene una dotación de 6.000 euros, la organización EcoVegAnimals consiguió suprimir el uso de animales de la Facultad Veterinaria en la Universidad de Sarajevo (2022) y este mes de octubre la asociación búlgara Campaigns and Activism for Animals in the Industry (CAAI), llevó a cabo la primera conferencia sobre experimentación en este país balcánico.

La distinción llega a su cuarto año de vigencia. Y lo hace, como siempre, en la memoria del que fue cofundador, en 1998, de la organización neerlandesa Een Dier Een Vriend. Geoffrey Deckers fue un gran luchador en favor de los animales. Basaba su acción en la cooperación entre entidades. Fue coordinador de PETA en los Países Bajos, fiel a la ECEAE (European Coalition to end Animal Experiments) y miembro desde su eclosión en 2019 de Cruelty Free Europe. A raíz de su fallecimiento (06/2020) se ha creído conveniente que su nombre pueda inspirar a otros a seguir sus pasos convencidos.

Requisitos para optar al premio:

  • Ser una organización con sede en el continente europeo.
  • Enfocarse en un trabajo dirigido a poner fin a la experimentación animal.
  • Ser una entidad no violenta e inclusiva.
  • Recibir al año menos de 100.000 euros de ingresos.

Temas que pueden desarrollarse:

  • Campañas públicas en defensa de los métodos alternativos.
  • Actividades de formación.
  • Proyectos divulgativos.

Plazo de presentación de las candidaturas:

Hasta el próximo jueves 30 de noviembre a las 23:59h.

Entrega:

Como cada año y para coincidir con el cumpleaños de Geoffrey, el premiado se anunciará oficialmente el sábado 13 de enero.

Últimas entidades galardonadas:

  • 2021: CAAI (Campaigns and Activism for Animals in the Industry): Entidad fundada en 2017 en Bulgaria.
  • 2022: EVA (EcoVeg Animals). Organización fundada en Sarajevo (Bosnia Hercegovina) en el 2019.
  • 2023: Ébredő Bolygó Alapítvány (Awakening Planet Foundation), basada en Budapest (Hungría).

ENLACES DE INTERÉS:

Convocatoria y formulario para aplicaciones en la web de Cruelty Free Europe (17/10/2023): https://www.crueltyfreeeurope.org/nominations-now-open-geoffrey-deckers-award-2024

Nuevos pasos en Europa para investigar pirógenos sin animales

Un artículo científico resume las distintas conclusiones de una conferencia liderada por la EDQM (European Directorate for the Quality of Medecines & Health Care) y confirma la senda trazada para eliminar completamente los ensayos de conejos.

11 Octubre 2023

Foto: iStock

Poco a poco, pero afortunadamente las alternativas a la experimentación con animales se abren paso en Europa. Prueba de ello fue la conferencia celebrada en febrero, “The future of pyrogenicity testing: Phasing out the rabbit pyrogen test”, que ahora mismo se ha plasmado en un informe publicado en la revista Biologicals.

El evento, que transcurrió en dos jornadas, fue organizado en conjunto por la EDQM (la Farmacopea Europea), la Asociación Europea para las Alternativas a la Experimentación con Animales (European Partnership for Alternative Approaches to Animal Testing (EPAA) y el Consejo. Incluyó varios debates y ponencias por parte de ejecutivos de instituciones continentales, así como de investigadores de Alemania, Francia, Bélgica, Canadá, China, Japón, India o Brasil.

El motivo principal del acto fue el de constatar los importantes pasos que se han hecho para erradicar las pruebas de conejos, fomentar la cooperación entre actores, impulsar la formación de los científicos y detectar las flaquezas que impiden que el proceso de transición hacia los métodos alternativos fluya más rápidamente.

¿Qué son los pirógenos y cómo se detectan?

Se denominan pirógenos las sustancias o agentes vivos que actúan sobre el hipotálamo (porción del cerebro que entre otras funciones sirve como enlace entre los sistemas nervioso y endocrino) y producen un aumento de temperatura corporal (la fiebre). De forma mayoritaria pueden encontrarse estos tres tipos:

  • La Interleucina – 1: un tipo de citocina, o molécula señalizadora, producida cuando células como macrófagos o mastocitos del sistema inmune son activadas por un agente externo.
  •  Los liposacáridos: ubicados en la membrana exterior de las bacterias Gramnegativas, como son la Salmonella o Escherichia, distingidas de las otras por tener esta sustancia y otras diferentes.
  •  Y los distintos patógenos (virus o bacterias que causan una respuesta del sistema inmune que deriva en el mencionado incremento térmico).

Estos elementos pueden dividirse según sean endotoxinas o exotoxinas. Las primeras se hallan en la pared celular de diversas bacterias (como ya se mencionaron los lipopolisacáridos), mientras las segundas son sustancias secretadas por patógenos (como lo es la toxina Botulínica, o Botox, liberada por la especie Clostridium botulinum), que potencialmente pueden convertirse en muy dañinas para el conjunto del organismo.

El test en conejos

La ciencia respaldó siempre la investigación en este campo con las pruebas de conejos (Rabit pirogen test, por su denominación inglesa). Esta metodología comenzó a aplicarse en 1942. Se emplean para ella estos pacíficos mamíferos lagomorfos que son inmovilizados por el cuello, y sometidos a la inoculación de sustancias administradas por vía intravenosa, a través de la oreja. Se comprueba consiguientemente si hay reacción de fiebre en los conejos y se deduce de ahí si la dosis concreta puede constituir peligro para el organismo. Son ensayos que comportan agonía y sufrimientos muy notables a estos animales, y en gran parte de ocasiones finalizan con su muerte, bien por los daños causados o porque no pueden servir más a su propósito.

Científicamente hablando, estas pruebas, que no fueron nunca validadas, tienen dos lagunas claras. La primera es la imposibilidad de profundizar más en los detalles a nivel  cualitativo, relativos a los tipos de pirógenos que se detectan. La segunda es la evidente diferencia metabólica entre un ser humano y un conejo, que viene a ser casi igual a comparar coles con peras, de ahí los múltiples problemas detectados en estadios posteriores, en la inyección de vacunas, la administración de fármacos o la colocación de ciertas prótesis a humanos.

Las alternativas

Por todo ello, y la mayor conciencia a nivel ético de la ciudadanía, se encuentran ya disponibles otros métodos alternativos validados. El primero, el LAL (Lysate Amebocyte Limolus) que es usado desde 1977, y cuestionado pues se basa en la extracción de sangre del cangrejo herradura del atlántico (Limulus polyphemus) de la cual se aprovechan los distintos amebocitos (células fagocitarias presentes en los invertebrados) que se activan ante las endotoxinas. Derivado de este, y desde 2004 en adelante funciona el llamado rFC (o factor C recombinante) consistente en proteínas producidas a partir de la ingeniería genética, que poseen igualmente la capacidad de detectar únicamente endotoxinas.

Pero el más completo y menos invasivo es sin duda el MAT (Monocyte Activation Test), validado por la ECVAM (European Center for the Validation of Alternative Methods) en el año 2006, incluído el 2008 en la FDA (Food and Drug Administration) americana e insterado el 2009 en el capítulo 2.6.30 de la Farmacopea Europea. Se basa en preparados in vitro de monocitos que provienen de sangre humana y líneas celulares cultivadas. A parte de resultar sumamente preciso tiene la capacidad de identificar de igual forma tanto a las endotoxinas como a las exotoxinas.

¿Fin de los ensayos de conejos: 2026?

A pesar del desarrollo de estas pruebas más éticas y robustas, el descenso en los ensayos de animales no ha sido hasta ahora el deseado. En el 2015 unos 50.000 conejos se utilizaban aún en la Unión Europea en 14 estados miembro. Desde entonces el empleo de este método ha bajado un 50% y ha quedado concentrado en 10 países, entre los cuales España, que usa más de 8.000 animales cada año.

En 2021 la Farmacopea Europea (EDQM) tomó el compromiso de poner fin a este experimento en 5 años (2026). Publicó para ello (2022) la Estrategia de Pirógenos (New Pyrogenicity Strategy), que prevé redactar un nuevo capítulo para dichas sustancias (5.1.13) y suprimir los ensayos de conejos en más de 60 textos. Las principales dificultades para llegar a este punto tan deseado son el precio, la disponibilidad de los sistemas (kids) de MAT, y la aún escasa colaboración y formación que existe entre la ciencia y las diferentes instituciones. Este acto, y el artículo que ha derivado, tratan de solucionar estas carencias, y avanzar para que Europa finalmente lidere este cambio y pueda empujar a su turno a otros países que presentan más retraso, consolidando un modelo más fiable para la salud humana, y respetuoso, de una vez por todas, con los animales.

  Enlaces de interés:     

La Comisión Europea se compromete a adoptar medidas y a trazar un plan para la eliminación gradual del uso de animales en la experimentación y en las pruebas de toxicidad de los productos químicos.

30 junio 2023

Respuesta definitiva de la Comisión Europea a la Iniciativa Ciudadana Europea (ECI)  “End Animal Testing” “Save Cruelty Free Cosmeticsen la que ha participado activamente Ong ADDA como miembro de Cruelty Free Europe y  European Coalition to End Animal Experiments (ECEAE) dos de las coaliciones impulsoras, junto a  Eurogroup for Animals, Humane Society International y PETA (People for the Ethical Treatment of Animals), con la ayuda de las marcas de belleza y de cuidado personal: The Body Shop y Dove, que fue lanzada a finales de agosto de 2021, logrando superar el millón de firmas con la expresa solicitud de: consolidar la prohibición de usar animales en las pruebas de cosméticos, reforzar la normativa sobre las sustancias químicas para favorecer los métodos alternativos y adoptar un plan para acabar definitivamente con los tests en animales en Europa. La respuesta oficial llegó el 25 de julio, fecha límite del plazo que la propia Comisión había marcado.

Entre los compromisos positivos adoptados por la Comisión en respuesta a la ICE figuran los siguientes:

  • Reafirmación del bienestar animal como objetivo prioritario.
  • Desarrollar una hoja de ruta para poner fin a todas las pruebas obligatorias en animales para productos químicos industriales, pesticidas, biocidas y medicamentos humanos y veterinarios.
  • Explorar la creación de un comité científico de expertos para proporcionar asesoramiento sobre el desarrollo y la adopción de enfoques no animales.
  • Proponer una acción del Espacio Europeo de Investigación para coordinar las políticas nacionales que sustituyan el uso de animales en los laboratorios y aceleren el desarrollo y la aplicación de métodos sin animales.
  • Organizar uno o más talleres con expertos para determinar futuras áreas prioritarias de investigación para acelerar la transición hacia la ciencia libre de animales.

El punto más negativo, lo ha significado la desestimación de uno de los puntos solicitados por la ECI, en relación al cumplimiento -sin excepciones- de la prohibición de utilizar animales en el ámbito de los cosméticos, alegando la Comisión que el reglamento vigente en esta materia (Reglamento 1223/2009, de 30 de noviembre) ya prohíbe la comercialización de bienes o ingredientes en el ámbito de la cosmética, reconociendo la contradicción originada, a partir del año 2020 con la legislación de químicos (REACH) que obliga a realizar experimentos para las sustancias que, supuestamente, pudieran ser peligrosas para los trabajadores o el medio ambiente, sin excluir los ingredientes de uso cosmético.

Finalmente, frente a tal incoherencia, la propia Comisión ha optado por condicionar su futura actuación a la decisión de la resolución de los dos procesos en curso, que está evaluando el Tribunal de Justicia de la Unión Europea y cuya sentencia podría sentar jurisprudencia y tener capacidad de acelerar o detener la aprobación de nuevas normas.

La ciudadanía y todas las partes implicadas en la Iniciativa Ciudadana Europea, seguiremos con la máxima atención el cumplimiento de los compromisos adquiridos por la Comisión, y el despliegue de medidas que deberán ser adoptadas para la consecución de los objetivos asumidos.

La ECI de cosméticos es la novena, de las 100 planteadas desde el 2012, que supera la validación y alcanza la respuesta de los comisarios. Después de “Stop Vivisection” (2015), es la segunda en tratar el campo de la experimentación y la quinta que se ha ocupado del bienestar animal. Recientemente, la han precedido la Iniciativa “Stop Finning” para detener el comercio de aletas de tiburón, y “Fur Free Europe”, que espera, después de su validación el 14 de junio de 2023, una respuesta para prohibir los productos y las granjas de animales para piel.  

Referencias:

La Agencia Europea de Medicamentos confirma, por escrito, su compromiso de investigar y gestionar el reemplazo de animales en las pruebas del botox

La petición presentada por la ECEAE ha sido respondida de forma detallada, mostrándose favorable a su aplicación.

11 julio 2023

Resulta dificultoso que una solicitud sea adoptada en poco tiempo. Más aún cuando se trata de una institución tan grande como la Agencia Europea de Medicamentos (EMA, por sus siglas en inglés, European Medicines Agency). Finalmente, y para gran alivio de cientos de miles de animales, EMA se compromete a iniciar una actuación decidida para la implementación de métodos alternativos.

Respuesta esperanzadora a la reiterada campaña y solicitud

La petición contra las pruebas de botox en animales promovida por la ECEAE (European Coalition to End Animal Experiments), grupo de presión contra los tests en animales del cual Ong ADDA forma parte desde su fundación en 1990. En el año 2009 y, bajo el lema de la “Semana del Botox”, se inició una campaña anual e, ininterrumpida que recientemente se complementó con el apoyo de 164.770 firmas que refuerzan el rechazo ciudadano por la aplicación de un método cruel e innecesario.

Después de años de insistencia, el pasado 20 de abril miembros representantes de la ECEAE entregaron en la sede de la Agencia de la EMA en Ámsterdam las firmas y la demanda concreta de: reemplazar los ensayos de bótox en ratones (LD50, Dosis Letal) por los Métodos Alternativos existentes y aprobados.  

A finales de junio, el responsable de la EMA en el departamento de partes interesadas y de comunicación, a través de un escrito, comunicaba la decisión de atender la demanda de la ECEAE, comprometiéndose a hacer las oportunas gestiones con las distintas empresas que comercializan productos confeccionados a partir de botox, como: la identificación de  todos los productos elaborados con la toxina botulínica que están autorizados a nivel Europeo, las diversas compañías que los distribuyen,  obtener un mapa más completo en los 27 estados miembro y, analizar las empresas que tengan concesiones especiales.

Los horribles tests de botox

La respuesta formal por parte de la EMA puede significar un paso decidido para frenar un ensayo horrible y absolutamente innecesario. El LD-50 consiste en la aplicación de dosis repetidas de toxina botulínica en el abdomen de los ratones, para determinar la cantidad de dosis en el que el 50% de ellos acaban muriendo de forma agónica y dolorosa. El veneno, producido por la bacteria Clostridium botulinum, es una sustancia neurotóxica que en densidades elevadas origina atrofia muscular y fallo en la función respiratoria.  Cuando se usa en proporciones adecuadas funciona como remedio para tratar afecciones neurológicas y reparar, entre otras cosas, las arrugas de la cara.

Se calcula que en Europa se realizan anualmente unas 500.000 pruebas de bótox (23.000 en España), que derivan en terribles agonías y en asfixias prolongadas. Desde el año 2011 existen alternativas aprobadas, que se basan en cultivos celulares. Compañías como Allergan, Merz e Ipsen han adoptado estos métodos in vitro que han posibilitado la reducción progresiva del uso de animales.      

Enlaces de interés:

Artículo de la entrega de firmas en la sede de la EMA (Abril, 2023): https://alternativaexperimentacionanimal.addaong.org/2023/04/

Abiertas las ayudas del Gobierno para alternativas a la experimentación con animales

Los científicos que lo deseen pueden aplicar hasta el próximo 22 de agosto

24 junio 2023

Ya está abierta la convocatoria para el primer premio dedicado a alternativas en España. Tras 13 años, el Ministerio de Derechos Sociales y Agenda 2030 da un paso adelante para implementar el objetivo que define claramente el artículo 4 de la Directiva de protección de los animales utilizados para fines científicos (Directiva 2010/63/UE, del Parlamento Europeo y del Consejo, de 22 de septiembre de 2010): “los Estados miembros velarán, cuando sea posible, para que se utilice en un procedimiento científico, un método o estrategia de ensayo científicamente satisfactorio que no conlleve la utilización de animales vivos”. Países como Holanda, Reino Unido, Italia o Alemania ya habían puesto sus medidas al respecto. Nada hasta el momento había surgido desde España.

Los Premios Derechos de los Animales al proyecto más innovador de experimentación alternativa, se convocaron por la orden del 23 de diciembre y se abrieron mediante resolución el pasado 9 de mayo. Las empresas o personas físicas que lo deseen, pueden presentar candidaturas hasta el 22 de agosto. Se aceptan proyectos que se estén desarrollando o hayan concluido en los últimos 5 años. Y se busca, meramente, reemplazar los métodos científicos que emplean animales, o a lo menos rebajar su número y el sufrimiento que padecen.    

Los galardones se entregarán en una ceremonia que ha de concretarse, acto que organizará la subsecretaría de Derechos Sociales y Agenda 2030. Una vez finalizado el plazo de presentación (22 de agosto) el jurado tendrá unos 2 meses para resolver el primer premio (60.000 euros), el segundo (40.000 euros) y las diversas menciones honoríficas (sin dotación) que considere. El monto total del dinero otorgado se transferirá a los laureados antes del 31 de diciembre. El sesgo científico y el sufrimiento que repara el trámite no tiene precio, y se espera, si es que no hay impedimentos, que prosiga, sin interrupciones, en los años venideros.   

Enlaces: